sábado, 3 de junio de 2017

YO LA TENGO. "Murder in the second degree" (2017)

Pedazo de disco de versiones que se han marcado Yo la Tengo. Casi 80 minutos de disfrute total, bello onanismo de sonido amateur. Como si Ira y compañía se hubieran reunido en un garaje para dar rienda suelta a canciones de toda la vida por su forma tan particular de danzar suspiros.

Es igual por donde inicies el disco, esto está hecho para conmocionarte. "To love somebody" de Bee Gees en plan destartalado, lofi, es una gozada para silbar mientras esperas el trasiego de las horas. A los Stiff Little Fingers les rinden cortesía con la punk "Suspect device", que parece sacada de Londres años 77. Bestial.

Luego hay incursiones en tiempos blues como la canción de J. Geils Band, "First i look at the purse", frenética y brutal. Una de mis favoritas, es la reinterpretación que hacen del "Jailbreak" de Thin Lizzy, joder si hasta la voz parece un símil al del divino guitarrista irlandes. La reostia.

El disco es una continuación de otra recopilación de covers, "Yo la Tengo is murdering the classics", (2006), y como aquél esta grabado en la emisora de radio WFMU. Las 28 pistas del cd son todo un auténtico lujo para los que desde hace 30 años caímos rendidos ante cualquier trabajo de la banda.

Como no flipar ante "Girl from north country" de Bod Dylan, folk catártico, sentimiento al limite, rabia siempre contenida. "Build me up buttercup", un clásico de los 60, una de esas canciones que has escuchado mil veces pero que no sabes de donde viene (The Foundations), es una vacilada colosal. En "Rock and roll love letter" hacen su particular guiño a The Records, pura new wave actualizada.

Y como iban a faltar los Rolling Stones en esta selección. Aquí trastocan "Emotional rescue" sin que ésta pierda la provocación de la original. El punk llega con el cover de Bad Brains, "Pay to cum" y el pelotazo de The Kinks "King Kong". Esto es un volcán sin fin, una maravilla para ponertelo una y otra vez.

No hay canción mala, no hay disparates, todo tiene su lógica, todo cuadra a la perfección en la forma que siempre han tenido Yo la tengo de hipnotizarnos con su delicadeza y su rabia. "Be my babe" de The Ronettes, es como volver a ser joven, un caramelo ponzoñoso, una elegía de chicle, la virtud del que sabe que haga lo que haga lo borda.

Hasta se atreven con una versión lofi garagera del "Hey Ya!" de Outkast. Y casi para el final una de las mejores de todo este amplio lote, "Heart of darkness" de los colegas de Pere Ubu. Un disco este "Murder in the second degree" para achicharrar tu amplificador, para gozarlo y repetir, repetir en bucle. Yo la Tengo, como no, banda de los 90. No hay problema de bajón de calidad, aquí hay mucho arte.


2 comentarios:

Johnny JotaJota dijo...

Esta gente no falla casi nunca, sus versiones son acojonantes. Tengo que repasar más este artefacto, kamarada. Abrazos.

Carlos dijo...

Me he tirado más de una semana con este disco. Pedazo de versiones. Y lo que más me alucina es ese sonido de garaje, como una reunión de colegas donde dar rienda suelta a los gustos de cada uno. Saludos socio.!